Hoy nos ha nacido el Mesías, el Señor. ¡Aleluya!

Posted in General on diciembre 25, 2010 by effeta

Feliz

Navidad

 

Reanudación de la discusión sobre el Aborto Terapéutico en Chile

Posted in Anti-Aborto, Defender nuestra Fe, Formación, Iglesia, iglesia católica on diciembre 24, 2010 by effeta

Durante estos días, el tema a vuelto a renacer en la discusión pública. Es necesario que nos informemos y que tengamos una opinión.

Adjuntamos un documento en PDF, que nos podrá aclarar conceptos y dar una mirada desde el punto de vista médico, legal y religioso.

VER ARCHIVO

 

Esperamos sus comentarios

¿Cuándo perdimos el sentido?

Posted in Adviento, Biblia, Celebración, Celebración Litúgica, General, Iglesia, iglesia católica, Jesús, Música, Misa, Navidad, Peregrinación on diciembre 20, 2010 by effeta

– ¿Ya llegó Navidad?

– Pues claro. ¿No ves cómo está todo adornado? Las calles, las casas y todas las tiendas del mall… es muy lindo ver todo con luces, adornitos de viejitos pascueros, monitos de nieve y sobretodo, regalos. Es obvio que ya llegó… sino, no estaría así la ciudad. Se siente el “Espíritu Navideño” en todas partes; dan avisos comerciales en la televisión, los programas están ambientados acorde a la fecha con arbolitos, guirnaldas y luces, se hacen campañas para recolectar regalos, hay muchas ofertas en las multitiendas para comprar hartas cosas… Sería absurdo decir que no estamos sintonizados con la Navidad.

– Si sé que está todo adornado y bien “ambientado”. Pero, ¿ese es el sentido de la Navidad?

– Obvio. Es tiempo de adornar, tener un lindo arbolito en la casa, comer cosas ricas propias de la fecha, compartir regalos con todos, vivir todos felices, sin enojarse, olvidar los conflictos y diferencias… en fin, como estamos de vacaciones, es tiempo para compartir con la familia y los seres queridos. Yo, por ejemplo, saldré a bailar con mi novia en la noche del 24, y mis papás irán a un restorán a comer algo especial.

– Es cierto. Este es un tiempo especial, y es el predilecto para la unión y fraternidad entre todos, pero… ¿no se te olvida algo?

– ¿Algo? ¿Como qué? Nada más es importante en Navidad que los regalitos, el árbol de Navidad, los adornos, vestirse con ropas especiales, preparar comidas especiales y ambientar todo con el “Espíritu Navideño”.

– Pues no. Navidad puede llegar a ser todo eso que tú dices, pero no es el motivo principal. No es sólo tener el “Espíritu Navideño”, sino que hay que recordar el trasfondo de todo esto, el porqué estamos reunidos en un momento especial.

– Nada puede ser más importante que el “Espíritu Navideño”…

– ¿Nada?…

– Jaja… ¿Hay algo más?

– Hace más de dos mil años se produjo el milagro más grande en todo el Universo en un pequeño pueblo de Oriente: una sencilla mujer dio a luz un niño muy especial.

– ¿Y qué tiene de especial una mujer embarazada? Mi tía recién tuvo un hijo y no hubo mucho revuelo.

– Hace más de dos mil años… “Gabriel, un ángel enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazareth, fue donde una muchacha joven que se iba a casar con un José, un carpintero. La virgen se llamaba María. Llegó el ángel hasta ella y le dijo: <<Alégrate, llena de gracia el Señor está contigo. No temas María, porque has encontrado el favor de Dios. Concebirás en tu seno y darás a luz un hijo, al que pondrás el nombre de Jesús. Será grande y justamente será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de su antepasado David…>>. María entonces le dijo al ángel: <<¿Cómo puede ser eso si yo soy virgen?>>. El ángel Gabriel le contestó: <<El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra, por eso el niño santo que nacerá de ti será llamado Hijo de Dios>>.  María dijo entonces: <<Yo soy la servidora del Señor, hágase en mí tal como has dicho>>”.

(Lc 1, 26-38)

– ¿Y qué pasó después?

– Después hubo muchos problemas y dificultades durante la gestación de Jesús. José y María debieron pasar por varias pruebas, hasta llegar a un humilde pesebre en las afueras de Belén, en donde nació el niño Dios lleno de la Gloria y majestuosidad de Dios. Eso es lo que celebramos en Navidad… el nacimiento de Jesús, quién treinta y tres años después sufriría el calvario y la crucifixión para salvarnos a todos de nuestros pecados. En Navidad se celebra el inicio de una hermosa historia, llena de buenas noticias y enseñanzas, pero también de sacrificios, luchas y conflictos, que ahora no vienen al caso, pues todavía falta para llegar a eso.

Lo importante es no perder ese verdadero sentido de la Navidad. No es sólo cambiar de actitud y decorar todo con luces y guirnaldas, celebrando al “Espíritu Navideño”, porque no sería más que una celebración vacía y sin sentido.

– Es cierto. Tienes razón. Yo sabía eso, porque me lo enseñaron hace mucho tiempo, cuando era muy pequeño, y me acuerdo que iba a la Misa de Nochebuena, cantábamos y poníamos al niño Jesús en el pesebre, y no me importaban tanto los regalos, aunque sí recibía algunos de parte de mi familia y amigos. Pero ahora no tenía tan presente todo eso. ¿Cuándo perdimos el sentido?

Abandónate

Posted in Música, Oración, Palabras de Vida on septiembre 20, 2010 by effeta

Abandónate  “Vamos al Encuentro” – Romina González

Te invitamos a conocer a esta joven cantautora chilena: http://www.rominagonzalez.cl/

Después de un gran tiempo… hemos regresado

Posted in EFFETA on agosto 21, 2010 by effeta

Gracias hermanos y hermanas por sus hermosos mensajes. Lamentamos haber dejado la página algo botada. Hemos vuelto… a seguir construyendo el Cielo en la Tierra, hasta el que Mundo Arda por Él

Nuestra Posición frente a la Píldora del Día Después

Posted in Anti-Aborto, Catequesis, Defender nuestra Fe, EFFETA, Encuentro Comunitario, Formación, iglesia católica, Noticias, Pastoral Juvenil Parroquia La Natividad del Señor, Reflexión on mayo 2, 2008 by effeta

En este último tiempo en Chile, se ha generado un movimiento Social, en respuesta al fallo del Tribunal Constitucional, que hace relación con la muy cuestionada Píldora del Día Después. Este fallo, rechaza la Píldora del Día Después, en razón, de que atenta contra la constitución de la República, la que asegura “el derecho a la vida” (Art 19 inciso 1°)

Las posiciones del tema se reduce en que si es o no Abortiva.

Nuestra Santa Iglesia Católica defiende la vida, y al poseer pruebas de que si es abortiva, ha sido enjuiciada, más aun cuando no ha tenido relación con el fallo, en que se ha dicho que ha influido en los 5 votos que fueron los que determinaron el fallo de inconstitucionalidad de la píldora, y su prohibida distribución en el sector público.

A raíz de esto, muchas personas durante la semana pasada, han apostatado de su fe. Y han negado a Cristo, en post del libertinaje y del individualismo. Más duele aun, cuando todo esto es una manipulación de otras personas que ven aquí la oportunidad de realizarse.

A continuación, Antonella Vespa (Amiga de nuestra Comunidad Effetá), nos escribe un pequeño texto, desde la posición de un católico frente al tema.

Informémonos frente al tema, no nos dejemos abatir, siempre seamos Sal y Luz del Mundo

 

¿Es Chile un país Católico? “Creen algunos que la fe persevera en la casi totalidad de los chilenos. Los resultados que arrojan las encuestas y estadísticas nos obligan, sin embargo, a pensar de otra manera. Es verdad que hay aún en la mayoría de nuestro pueblo un fondo de religiosidad que se manifiesta por el bautismo de los niños, por las imágenes que se conservan en las casas y por algunas prácticas, muchas de ellas más supersticiosas que religiosas. La vida cristiana, empero, se va debilitando casi hasta desaparecer en algunas regiones.” (San Alberto Hurtado, S.J. 1941)

Hace 67 años un santo de nuestro pueblo se preguntó lo que lamentablemente hoy me autorespondo de modo negativo. Ya hace casi 7 décadas, San Alberto Hurtado, nos manifestaba que había que hacer algo, que había que preocuparse de evangelizar, ya que había una población importante de nuestro país que se estaba perdiendo el mas grande regalo que se nos ha dado despúes de la vida, la fe.

Pero hoy, en el año 2008, y lejos de aquella época, no solo podemos afirmar como sociedad que hay quienes se están perdiendo de esta maravillosa forma de vivir, sino que hay un grupo importante de personas que no solo se considera fuera del calificativo de ser católico, si no que además se ha organizado y planificado masivamente para renunciar públicamente no sólo a su condición de bautizados, sino que ha pedido abiertamente la excomunión, es decir nos ha golpeado como Iglesia en nuestro corazón, a renunciado voluntariamente al cuerpo de Cristo, y de este modo ha hecho pública su indiferencia y negativa al sacrificio de redención que Jesús hizo por amor a cada uno de nosotros, incluyéndolos por supuesto a ellos mismos.

Ante esto hay una multiplicidad de interrogantes a plantear… pero partiré por la central… el fundamento de tal acción: “No a la intervención de la Iglesia en las políticas públicas de sexualidad y reproducción” (Colectiva Mujeres Públicas Feministas por una Vida Feliz y en Libertad)

A su vez de esta petición se desprenden sub temas a discutir.

Lo primero es señalar que dicha petición surge a partir del fallo del Tribunal Constitucional publicado el pasado 22 de abril, que prohibió la distribución, en los servicios de salud pública, de la “Píldora del día después”.

¿Que relación tiene esto con nuestra Iglesia? Bueno, es simple… se señala que los 5 votos a favor del fallo, versus los cuatro restantes, corresponderían a personas que son católicas, de lo cual se desprende que existiría un abuso de poder por parte de la Iglesia y de sus miembros (los católicos)  respecto a la legislación de las políticas públicas de sexualidad y reproducción de las mujeres de nuestro país, quienes se verían impedidas de libertad sexual y reproductiva, debido a este fallo.

Con esto se manifiesta que la Iglesia estaría metiéndose e imponiendo su doctrina a la sociedad completa, que en parte importante no esta dispuesta a permitir dicha intromisión. Muestra de ello son las manifestaciones realizadas por mas de 15 mil personas hace un par de semanas, en contra de nuestra Iglesia.

Al analizar esto debemos preguntarnos; ¿El ser católicos nos impide opinar y cooperar en las políticas públicas de nuestro país, y mas concretamente, niega automáticamente la posibilidad de ser  miembro de ciertos organismos, tales como el Tribunal Constitucional? Esta interrogante la dejaré a la reflexión personal, y solo diré algo que siempre he pensado… no hay peor profesional que aquel que ejerce su vocación sin creencias y valores a su base.

Pero por otro lado tenemos que  pensar respecto de la interrogante central en todo esto… ¿es legitimo ejercer la libertad personal, pasando a llevar la libertad de otro, mas aun si este otro es un ser indefenso?

Mi respuesta es radical y clara… NO ES LEGITIMO. Sin embargo, y de modo automático surge la pregunta de ¿cómo y porqué se estaría violando la libertad de un ser indefenso?

Para contestar aquello hay que remitirse a dos elementos:

  • 1) El inicio de la Vida
  • 2) Los mecanismos de acción del Levonorgestrel.

1) Respecto al inicio de la vida, hay posturas diversas e incluso algunas insólitas, como aquellos que piensan que la vida se inicia cuando el niño nace, lo cual sería un extremo y estaría lejos de toda lógica humana. Por sobre esto, la discusión mas popular y aun no resuelta con claridad es si la vida se inicia con la Fecundación o con la Implantación.

Si se considera que la vida se inicia con la Fecundación, se concluye que vida es desde el instante en que se une un espermatozoide con un óvulo (el día de la relación sexual)

Si por el contrario se piensa que la vida se inicia con la Implantación, se señala que hay vida cuando el ovulo fecundado se adhiere a la pared uterina de la madre (una semana después de la relación sexual)

* Por lo tanto, de la concepción que se tenga de vida, se desprende la posibilidad de que un mecanismo sea o no abortivo, ya que para algunos existiría una semana desde la relación sexual hasta la implantación, en la que aquel “ente”, como ellos le llaman, no sería vida, por lo que si se interviniera en él, no se estaría en ningún caso realizando un aborto. Por el contrario, para quienes si consideran vida, al ser que se origina desde la fecundación, cualquier intervención en él, con el propósito de su eliminación correspondería a un aborto. Esto considerando que Aborto es la interrupción del proceso fisiológico del embarazo causando la muerte del producto de la concepción o feto.

Ante esto, es ahora responsabilidad del lector (o sea de usted), el definir con claridad y radicalidad cuando considera que empieza la vida. Yo en tanto, y atendiendo al recurso mas básico, a mi juicio, para evaluar esta interrogante, sólo manifestaré que aquel grupo de células, “ente”, o como se le quiera llamar desde cada una de las posiciones que se tengan, tiene en si mismo la totalidad de la información genética que le permitirán desarrollarse y ser el día de mañana (si le permiten vivir) una persona igual que usted y por ultimo usted también fue exactamente igual, por si no tiene conciencia de aquello.

 2) Los mecanismos del Levonorgestrel serían básicamente 3 y estarían directamente relacionados con el momento del ciclo menstrual en el cual se encuentre la mujer al momento de ingerirla.

  • I. Impide la ovulación, actuando como anovulatorio
  • II. Espesa la mucosidad cervical, impidiendo el desplazamiento de los espermatozoides, y por ende de la fecundación, por lo que actuaría como anticonceptivo.

*Estos dos mecanismos se dan cuando la píldora es tomada entre los días 9 y 11 del ciclo menstrual, por lo tanto antes del día de ovulación.

  • III. Podría impedir la anidación del óvulo fecundado ya que afecta la síntesis y exposición de algunas proteínas endometriales, lo que dificultaría la implantación.

*Este mecanismo se daría si la píldora se toma entre los días 12 y 15 del ciclo menstrual femenino.

Respecto a los dos primeros mecanismos, no hay mayor discusión al respecto y están probadas científicamente dichas acciones, por medio de estudios con ratas, monas y mujeres. Sin embargo, es el tercer mecanismo de acción donde radican las discrepancias, ya que por efectos éticos, no se puede probar dicho efecto en mujeres. Sin embargo, se ha probado en monas, y efectivamente se han originado los embarazos esperados, lo que presumiría que no impediría la implantación, pero se debe considerar que las monas tienen 10 veces mas progestágenos que la mujer, y por ende la dosis que se les entrego (la correspondiente a la mujer) no les hará nada, de lo que se desprende que las monas tendrían que buscarse otro mecanismo de anticoncepción de emergencia, no así presumiblemente nuestra especie.

Expuestos ya los dos puntos básicos de este debate nacional, sólo me queda agradecer el espacio para cooperar en la discusión y formación respecto a la problemática de la repartición o no repartición de la píldora. Sin embargo quedan una multiplicidad de temas en el aire, los cuales me encantaría abordar, pero sería un exceso por el momento, de todos modos los sugiero para futuras publicaciones. Algunos de estos temas son:

  • – ¿Es valido que la píldora, a pesar de no poder ser distribuida por los consultorios, si este a la venta en las farmacias?
  • – ¿Donde empieza la vida para el derecho, y por lo tanto es valida la protección legal del ser fecundado?
  • – ¿Cuál es el papel real que le corresponde a la Iglesia en esta discusión?
  • – ¿En qué momento tener un hijo dejo de ser una bendición y se trasformó en el peor castigo al cual una mujer pudiese enfrentarse?
  • – ¿Por que distribuir una píldora con el fundamento de disminuir la taza de abortos y embarazos no deseados, si esta probado que esto no sucede, y que por el contrario puede aumentar?
  • – ¿Como es posible explicar, que una píldora que se vende como abortiva en un país, no lo sea en otro, si sus habitantes corresponden a la misma especie?
  • – ¿Es responsable por parte del Gorbieno repartir y permitir la venta de una pildora post coital, con posibles efectos abortivos, sin que la población tenga una digna y adecuada educacion sexual?
  • – ¿Cómo se explica que Chile haya obtenido en 40 años, la curva de natalidad que Europa obtubo en 400?, etc.

Como ven… las preguntas y aristas de esta temática son infinitas y sumamente interesantes, por lo que los insto a la formación respecto al tema, para así poder ser parte de este debate que lamentabemente esta sólo en su comienzo.

Finalmente quiero terminar manifestando desde el fondo de mi alma (la cual tengo desde mi concepción) que siendo mujer, mi condición de católica, lejos de violar mi libertad, me llena de ella y si defender la vida de un inocente, mas aun del niño que esta por nacer, es pasar por sobre la “libertad” de otro, lo haré ahora y toda mi vida, basándome en la mas elemental pero vital de las preguntas… ¿Que haría Cristo en mi lugar? Ahora solo queda preguntar… ¿Qué harás tu?

  

Antonella V.

La devoción a la Virgen en la Iglesia Primitiva

Posted in Catequesis, Defender nuestra Fe, Formación, iglesia católica, Santísima Virgen María on mayo 1, 2008 by effeta

La Virgen María ha sido honrada y venerada como Madre de Dios desde los albores del cristianismo.

 

“Los primeros cristianos, a los que hemos de acudir siempre como modelo, dieron un culto amoroso a la Virgen. En las pinturas de los tres primeros siglos del Cristianismo, que se conservan en las catacumbas romanas, se la contempla representada con el Niño Dios en brazos. ¡Nunca les imitaremos bastante en esta devoción a la Santísima Virgen!”

(San Josemaría Escrivá)

 “Desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada”
( Lc 1, 48 )

 

Como han puesto en evidencia los estudios mariológicos recientes, la Virgen María ha sido honrada y venerada como Madre de Dios y Madre nuestra desde los albores del cristianismo.

 En los tres primeros siglos la veneración a María está incluida fundamentalmente dentro del culto a su Hijo. Un Padre de la Iglesia resume el sentir de este primigenio culto mariano refiriéndose a María con estas palabras: «Los profetas te anunciaron y los apóstoles te celebraron con las más altas alabanzas».

 De estos primeros siglos sólo pueden recogerse testimonios indirectos del culto mariano. Entre ellos se encuentran algunos restos arqueológicos en las catacumbas, que demuestran el culto y la veneración, que los primeros cristianos tuvieron por María. Tal es el caso de las pinturas marianas de las catacumbas de Priscila: en una de ellas se muestra a la Virgen nimbada con el Niño al pecho y un profeta (quizá Isaías) a un lado; las otras dos representan la Anunciación y la Epifanía. Todas ellas son de finales del siglo II. En las catacumbas de San Pedro y San Marceliano se admira también una pintura del siglo III/IV que representa a María en medio de S. Pedro y S. Pablo, con las manos extendidas y orando.

 Una magnífica muestra del culto mariano es la oración “Sub tuum praesidium” (Bajo tu amparo nos acogemos)  que se remonta al siglo III-IV, en la que se acude a la intercesión a María.

 Los Padres del siglo IV alaban de muchas y diversas maneras a la Madre de Dios. San Epifanio, combatiendo el error de una secta de Arabia que tributaba culto de latría a María, después de rechazar tal culto, escribe: «¡Sea honrada María! !Sea adorado el Señor!»4. La misma distinción se aprecia en San Ambrosio quien tras alabar a la « Madre de todas las vírgenes» es claro y rotundo, a la vez, cuando dice que «María es templo de Dios y no es el Dios del templo» , para poner en su justa medida el culto mariano, distinguiéndolo del profesado a Dios.

 Hay constancia de que en tiempo del papa San Silvestre, en los Foros, donde se había levantado anteriormente un templo a Vesta, se construyó uno cuya advocación era Santa María de la Antigua. Igualmente el obispo Alejandro de Alejandría consagró una Iglesia en honor de la Madre de Dios. Se sabe, además, que en la iglesia de la Natividad en Palestina, que se remonta a la época de Constantino, junto al culto al Señor, se honraba a María recordando la milagrosa concepción de Cristo.

 En la liturgia eucarística hay datos fidedignos mostrando que la mención venerativa de María en la plegaria eucarística se remonta al año 225 y que en las fiestas del Señor -Encarnación, Natividad, Epifanía, etc.- se honraba también a su Madre. Suele señalarse que hacia el año 380 se instituyó la primera festividad mariana, denominada indistintamente «Memoria de la Madre de Dios», «Fiesta de la Santísima Virgen», o «Fiesta de la gloriosa Madre».

 El testimonio de los padres de la Iglesia

 Virgen con el niño (Murillo)El primer Padre de la Iglesia que escribe sobre María es San Ignacio de Antioquía (+ c. 110), quien contra los docetas, defiende la realidad humana de Cristo al afirmar que pertenece a la estirpe de David, por nacer verdaderamente de María Virgen. Fue concebido y engendrado por Santa María; esta concepción fue virginal, y esta virginidad pertenece a uno de esos misterios ocultos en el silencio de Dios.

 En San Justino (+ c. 167) la reflexión mariana aparece remitida a Gen 3, 15 y ligada al paralelismo antitético de Eva-María. En el Diálogo con Trifón, Justino insiste en la verdad de la naturaleza humana de Cristo y, en consecuencia, en la realidad de la maternidad de Santa María sobre Jesús y, al igual que San Ignacio de Antioquía, recalca la verdad de la concepción virginal, e incorpora el paralelismo Eva-María a su argumentación teológica. Se trata de un paralelismo que servirá de hilo conductor a la más rica y  constante teología mariana de los Padres.

 San Ireneo de Lyon (+ c. 202), en un ambiente polémico contra los gnósticos y docetas, insiste en la realidad corporal de Cristo, y en la verdad de su generación en las entrañas de María. Hace, además, de la maternidad divina una de las bases de su cristología: es la naturaleza humana asumida por el Hijo de Dios en el seno de María la que hace posible que la muerte redentora de Jesús alcance a todo el género humano. Destaca también el papel maternal de Santa María en su relación con el nuevo Adán, y en su cooperación con el Redentor.

 En el Norte de África Tertuliano (+ c. 222), en su controversia con el gnóstico Marción), afirma que María es Madre de Cristo porque ha sido engendrado en su seno virginal.

 En el siglo III se comienza a utilizar el título Theotókos (Madre de Dios). Orígenes (+ c. 254) es el primer testigo conocido de este título.

En forma de súplica aparece por primera vez en la oración Sub tuum praesidium. que -como hemos dicho anteriormente- es la plegaria mariana más antigua conocida. Ya en el siglo IV el mismo título se utiliza en la profesión de fe de Alejandro de Alejandría contra Arrio. A partir de aquí cobra universalidad y son muchos los Santos Padres que se detienen a explicar la dimensión teológica de esta verdad -San Efrén, San Atanasio, San Basilio, San Gregorio de Nacianzo, San Gregorio de Nisa, San Ambrosio, San Agustín, Proclo de Constantinopla, etc.-, hasta el punto de que el título de Madre de Dios se convierte en el más usado a la hora de hablar de Santa María.

 La verdad de la maternidad divina quedó definida como dogma de fe en el Concilio de Efeso del año 431.

 

“¿Y después de la muerte del Salvador? María es la Reina de los Apóstoles; se encuentra en el Cenáculo y les acompaña en la recepción de Aquél que Cristo había prometido, del Paráclito; les anima en sus dudas, les ayuda a vencer los obstáculos que la flaqueza humana pone en su camino: es guía, luz y aliento de aquellos primeros cristianos”.

(San Josemaría Escrivá)

 

 

Las prerrogativas o privilegios marianos

La descripción de los comienzos de la devoción mariana quedaría incompleta si no se mencionase un tercer elemento básico en su elaboración: la firme convicción de la excepcionalidad de la persona de Santa María -excepcionalidad que forma parte de su misterio- y que se sintetiza en la afirmación de su total santidad, de lo que se conoce con el calificativo de “privilegios” marianos. Se trata de unos “privilegios” que encuentran su razón en la relación maternal de Santa María con Cristo y con el misterio de la salvación, pero que están realmente en Ella dotándola sobreabundantemente de las gracias convenientes para desempeñar su misión única y universal.

Estos privilegios o prerrogativas marianas no se entienden como algo accidental o superfluo, sino como algo necesario para mantener la integridad de la fe.

 

San Ignacio, San Justino y Tertuliano hablan de la virginidad. También lo hace San Ireneo. En Egipto, Orígenes defiende la perpetua virginidad de María, y considera a la Madre del Mesías como modelo y auxilio de los cristianos. En el siglo IV, se acuña el término aeiparthenos -siempre virgen-, que S. Epifanio lo introduce en su símbolo de fe y posteriormente el II Concilio Ecuménico de Constantinopla lo recogió en su declaración dogmática.

 Junto a esta afirmación de la virginidad de Santa María, que se va haciendo cada vez más frecuente y universal, va destacándose con el paso del tiempo la afirmación de la total santidad de la Virgen. Rechazada_siempre la existencia, de pecado en la Virgen, se aceptó primero que pudieron existir en Ella algunas imperfecciones. Así aparece en San Ireneo, Tertuliano, Orígenes, San Basilio, San Juan Crisóstomo, San Efrén, San Cirilo de Alejandría, mientras que San Ambrosio y San Agustín rechazan que se diesen imperfecciones en la Virgen. Después de la definición dogmática de la maternidad divina en el Concilio de Efeso (431), la prerrogativa de santidad plena se va consolidando y se generaliza el título de “toda santa” -panaguía-. En el Akathistos se canta “el Señor te hizo toda santa y gloriosa” (canto 23).

       A partir del siglo VI, y en conexión con el desarrollo de la afirmación de la maternidad divina y de la total santidad de Santa María, se aprecia también un evidente desarrollo de la afirmación de las prerrogativas marianas. Así sucede concretamente en temas relativos a la Dormición, a la Asunción de la Virgen, a la total ausencia de pecado (incluido el pecado original) en Ella, o a su cometido de Mediadora y Reina. Debemos citar especialmente a S. Modesto de Jerusalén, a S. Andrés de Creta, a S. Germán de Constantinopla y a S. Juan Damasceno como a los Padres de estos últimos siglos del periodo patrístico que más profundizaron en las prerrogativas marianas.

 Fuente: http://primeroscristianos.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.